sábado, 21 de diciembre de 2013



DESCUBRIENDO LA ESPELEOLOGÍA  

Una vez más nuestro grupo organizó una de las actividades en las que ponemos más empeño, por aquello de transmitir nuestra pasión a los más jóvenes, o mejor dicho a los más pequeños, con la esperanza de que, algún día, se impliquen de lleno en este insólito mundo de la espeleología.

Y así, el sábado día 9 de Noviembre de 2013, se hizo realidad la salida de descubrimiento a la cueva del Agua de Basconcillos del Tozo. En total participaron 21 invitados, y 12 de ellos eran niñ@s. Guiaron la actividad 11 compañer@s del grupo Flash.


Se cumplió el horario y a la hora prevista ya estábamos casi todos preparados y con los nervios y las ganas propios de una actividad como ésta. Poco después nos dirigíamos hacia la cueva y entrábamos por la Hoya de los Caracoles o Puente del Diablo, recorriendo la cueva a contracorriente hasta salir por la boca donde el río Hurón entra en la cueva. Durante el recorrido, nuestros compañeros fueron explicando multitud de curiosidades del medio subterráneo. Entre otras cosas, pudimos ver bastantes pajitas y palos pequeños en varias oquedades y a bastante altura, lo que supone que el río ha tenido gran cantidad de agua en algún momento. En las zonas de la cueva que tenían más agua, utilizamos las barcas del grupo y las inflamos para pasar a los más peques. Esto, unido a las zonas en las que encontramos más barro que otras veces, hicieron el recorrido muy divertido.


El domingo día 10, aprovechamos para visitar otras maravillas relacionadas con la espeleología, como son el pueblo de Orbaneja del Castillo y su cueva del agua, y el Pozo Azul.


Queremos agradecer enormemente a la localidad de Basconcillos del Tozo su hospitalidad e implicación en la realización de esta actividad.

Adolfo Molina “Snoopy/Chucho”

   

miércoles, 19 de junio de 2013

¡¡Cómo nos mola la espeleo castellana!!

…Pero cómo nos mola la espeleología castellana, no nos cansamos de visitar una y otra vez algunas cuevas del centro peninsular. A veces, porque hace tiempo que justo a esa no volvíamos; otras, porque nos encanta “enseñar” algunas joyas a la gente nueva que va incorporándose a nuestro grupo. Y así hemos querido contaros dos historias, por ejemplo, dos historias ocurridas en dos de estas joyas por las que cualquier espeleólogo siente fascinación, y que hemos recordado a raíz de dos recientes visitas…

Una es en una sierra preciosa, con muchísimos árboles, de hecho dicen que una de las zonas con más superficie de bosque de España, y ¡no es en el Norte!… De esta cueva tengo un recuerdo imborrable que viví junto a Francisco, el Dr., al año siguiente de nuestro curso de iniciación: un frondoso bosque de pinos, un cauce excavado en la roca que desaparece en una cueva y una bella mariposa que parece sacada de un cuento (que los estudiosos llaman Graellsia isabelae)… Nuestros “mayores” de aquella época, parte de la plana mayor del Flash decidieron llevarnos a conocerla, capitaneados por Estrada. Había llovido mucho y en la cueva entraba agua, cada vez más; se podía ver cómo el nivel iba subiendo en la marmita de acceso al pasamanos de entrada, desde apenas las espinillas hasta los mismísimos h… Y mientras, Estrada hacía acrobacias para colocar algunos spits más allá, para evitar la cascada que se había formado, hasta que se dio cuenta de que no iba a haber hueco para pasar sin empaparse. Y la cosa no pasó de ahí, de estar colgados sin casi oírnos por el estruendo de la cascada que iba a más.


Estrada junto a sus compañeros Lobo, Ricardo y Manolo “Chancleta”


Después hemos vuelto, no se sabe la de veces, y todo es más fácil, con la instalación en fijo que se montó hace tiempo, y, claro, sin que entre agua por la boca. Y aún así, siempre hay alguien que se moja en alguna de las marmitas del interior, y siempre salimos tan contentos y con ganas de volver…


La otra historia es en un desolado y frío páramo, éste sin árboles, o con alguno por ahí disperso, y de repente un agujero en el suelo… Y a través de este agujero entras en un mundo churrigueresco, que no puedes ni imaginarte que exista ahí, debajo mismo de ese páramo… También guarda algunas historias que aún se recuerdan en el Flash, como una que no he vivido, pero he escuchado, y trata de una joven espeleóloga recién llegada a la que sus compañeros, ya perros viejos en el Flash, capitaneados por Carlitos “El Ardilla”, intentaban convencer para entrar y le aseguraban que para no mojarse en un paso inundado que tiene la cueva, lo mejor era ¡envolverla! en film transparente, por debajo del mono, claro… Carlitos aseguraba que esta novedosa técnica ya la había utilizado en la cueva de Los Chorros de Albacete…Y ella lo creyó, porque siempre, en el Flash, nos hemos caracterizado por hacer caso a nuestros mayores. Al final no se llevó a cabo el plan y todo quedó en un “que no mujer, que era broma…”   Desde entonces, muchos hemos pasado por esta cueva, ya que es una de nuestras favoritas para visitar cada cierto tiempo. No pasan dos años sin que alguien del grupo la proponga para hacer una incursión que nunca, nunca defrauda a nadie y el que la visita por primera vez queda asombrado…
Carlitos “Ardilla” junto a Alberto y Luis “Manonegra”


Y esto son sólo dos ejemplos de las maravillas de la naturaleza que podemos encontrar por el centro de España, y que nos han fascinado y nos siguen fascinando tanto, a los viejos y a los nuevos. A todos en el Flash, ¡cómo nos mola la espeleología castellana!

Jose “Hevia”

Fotos: Mª Ángeles “Petina”, Archivo G.E. Flash y Jose “Hevia”



viernes, 31 de mayo de 2013

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

  
Nosotros, los nuevos, somos unos afortunados;  no sólo “nos sacan” a hacer actividades sino que quienes organizan las salidas nos contagian el entusiasmo con el que lo hacen…Alberto “El Rizos” ya anda sugiriendo cuevas desde que se ha puesto el arnés…¡vaya compañero bueno! Y así surgió ir a Murcia.
 
Aunque finalmente por cuestiones ajenas a nosotros no pudimos ir a La Higuera (había otro grupo que había reservado ese día), seguía en pie el fin de semana y Murcia por unanimidad… ¡Algo tendrá este sitio cuando nos juntamos 10 “flasheros”!, pensé. Gracias a este contratiempo descubrimos la Sima del Pulpo y la Cueva de Solín, que me hicieron sentir algo difícil de describir.
 
Para llegar a la Sima del Pulpo tenemos que buscar un pequeñísimo agujero en una roca, sin más indicación que los restos de haber estado cerrada con barrotes y bajo candado. La entrada por ese huequillo y el tubo estrecho por el que continuaba me hicieron sentir como Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carrol tuvo que haber sido espeleólogo porque si no, ¡¿cómo puede haber creado un personaje que desde la primera página ya está cayendo hacia el oscuro abismo y describir tan maravillosamente lo que se siente bajo tierra!?...Esas puertas pequeñas que te hacen ser un gigante queriendo empequeñecer con una pócima; o te sientes diminuto ante salas o coladas altísimas; o quedas maravillado con unos paisajes que no puedes disfrutar sino allí, mucho más abajo de donde terminan las raíces de los árboles; o te topas con formas tan increíbles que asemejan a personajes de ficción cuyas sombras bailan al son de una melodía de gotas que suena como un eco lejano…
 
Estas mismas sensaciones de cuento experimenté de nuevo al día siguiente en la Cueva de Solín. El tiempo se detiene y te sientes de otro mundo cuando te haces cavernícola y, como Alicia, vuelves a ser una niña.
 
Desirée Rodríguez

jueves, 9 de mayo de 2013

¡¡Felicidades Snoopy!!


¡Estamos de enhorabuena! Nuestro querido compañero y amigo Adolfo Molina, conocido en el ámbito espeleológico como Snoopy o como Chucho, lo ha conseguido. En los tiempos que corren y con la que está cayendo… ¡se ha jubilado!

 
 
 
Con motivo de la noticia, estuvimos el pasado sábado 6 de abril celebrándolo con una comida en Guadarrama, en la que no faltó, como de costumbre, el ambiente festivo y la dosis de anécdotas y batallitas pasadas.


Snoopy fue uno de los fundadores del grupo Flash, allá por el año 1979. En realidad, podríamos decir que el Flash ya existía con anterioridad a aquellos años, gracias a él y a unos cuantos amigos que ya le daban a la espeleo desde hacía tiempo y estaban agrupados bajo el nombre de Grupo de Exploraciones Subterráneas de Hermandades del Trabajo (GESHHT). Cuando esta asociación se disolvió, varios de sus integrantes decidieron crear el grupo, formalizando una ficha federativa con el nombre de GE Flash en el Comité Castellano Centro de Espeleología. ¿Y por qué este nombre…? Pues sí, no tiene mucho misterio. Una de las actividades que realizaban en las cuevas era la fotografía, de ahí que pusieran ese nombre al grupo, aludiendo a los cacharros que llevaban para iluminar las fotos en sus incursiones espeleológicas.

Desde entonces, nuestro querido compañero Snoopy ha participado de toda la historia de este grupo, en distintas labores, como Presidente o simplemente como militante, siempre muy activo, y, actualmente, y desde hace bastante tiempo, como Bibliotecario del grupo.


Sirvan de homenaje a nuestro amigo estas imágenes que no tienen precio, así como el documento que hace poco recuperó de un cajón, en el que figura su “apto” como espeleólogo al pasar las pruebas de un cursillo de iniciación en el año ¡1967!…

¡Enhorabuena compañero! Que disfrutes de este presente tan maravilloso y que sepas que queremos seguir compartiendo la historia de este grupo, que continúa, a tu lado.

viernes, 26 de abril de 2013

CAMINO DE LOS 35 AÑOS

El próximo año, nuestro Grupo cumplirá nada menos que 35 años de existencia. Es algo para celebrar..., por lo menos hasta que las fuerzas aguanten, y así nos lo hemos propuesto.

Para que sea una ocasión inolvidable, ya estamos de preparativos. Si tienes relación con nosotros, por la razón que sea, y te mola el mundo de la espeleo, ten por seguro que tendrás noticias nuestras. Nos gustará contar con tod@s aquell@s amig@s que han hecho posible el mogollón de aventurillas, movidas y peripecias por las que hemos pasado a lo largo de este tiempo.

El Flash es un experto en la celebración de fiestas, así que esperamos que no te lo pierdas.

Os iremos contando las novedades más interesantes sobre el tema.

Saludos y hasta pronto!

Francisco J. Recio "Doctor"
Comisión XXXV aniversario