viernes, 31 de mayo de 2013

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

  
Nosotros, los nuevos, somos unos afortunados;  no sólo “nos sacan” a hacer actividades sino que quienes organizan las salidas nos contagian el entusiasmo con el que lo hacen…Alberto “El Rizos” ya anda sugiriendo cuevas desde que se ha puesto el arnés…¡vaya compañero bueno! Y así surgió ir a Murcia.
 
Aunque finalmente por cuestiones ajenas a nosotros no pudimos ir a La Higuera (había otro grupo que había reservado ese día), seguía en pie el fin de semana y Murcia por unanimidad… ¡Algo tendrá este sitio cuando nos juntamos 10 “flasheros”!, pensé. Gracias a este contratiempo descubrimos la Sima del Pulpo y la Cueva de Solín, que me hicieron sentir algo difícil de describir.
 
Para llegar a la Sima del Pulpo tenemos que buscar un pequeñísimo agujero en una roca, sin más indicación que los restos de haber estado cerrada con barrotes y bajo candado. La entrada por ese huequillo y el tubo estrecho por el que continuaba me hicieron sentir como Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carrol tuvo que haber sido espeleólogo porque si no, ¡¿cómo puede haber creado un personaje que desde la primera página ya está cayendo hacia el oscuro abismo y describir tan maravillosamente lo que se siente bajo tierra!?...Esas puertas pequeñas que te hacen ser un gigante queriendo empequeñecer con una pócima; o te sientes diminuto ante salas o coladas altísimas; o quedas maravillado con unos paisajes que no puedes disfrutar sino allí, mucho más abajo de donde terminan las raíces de los árboles; o te topas con formas tan increíbles que asemejan a personajes de ficción cuyas sombras bailan al son de una melodía de gotas que suena como un eco lejano…
 
Estas mismas sensaciones de cuento experimenté de nuevo al día siguiente en la Cueva de Solín. El tiempo se detiene y te sientes de otro mundo cuando te haces cavernícola y, como Alicia, vuelves a ser una niña.
 
Desirée Rodríguez

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito relato, con unas fotos preciosas que evocan lo que expresa el texto.
Enhorabuena Desi. Yo creo que el "beneficio" es mutuo, ya que los que llevamos más tiempo en el Grupo aprendemos y por tanto crecemos como personas y como espeleólogos cada vez que entran nuevos compañero/as en el Grupo.
Saludos.
El Dr.

Anónimo dijo...

¡Gracias a todos por los comentarios! Así da gusto escribir... ¡¡¡Y las fotos son geniales, es verdad, gracias Hevia!!!
Bss
Des