sábado, 21 de diciembre de 2013



DESCUBRIENDO LA ESPELEOLOGÍA  

Una vez más nuestro grupo organizó una de las actividades en las que ponemos más empeño, por aquello de transmitir nuestra pasión a los más jóvenes, o mejor dicho a los más pequeños, con la esperanza de que, algún día, se impliquen de lleno en este insólito mundo de la espeleología.

Y así, el sábado día 9 de Noviembre de 2013, se hizo realidad la salida de descubrimiento a la cueva del Agua de Basconcillos del Tozo. En total participaron 21 invitados, y 12 de ellos eran niñ@s. Guiaron la actividad 11 compañer@s del grupo Flash.


Se cumplió el horario y a la hora prevista ya estábamos casi todos preparados y con los nervios y las ganas propios de una actividad como ésta. Poco después nos dirigíamos hacia la cueva y entrábamos por la Hoya de los Caracoles o Puente del Diablo, recorriendo la cueva a contracorriente hasta salir por la boca donde el río Hurón entra en la cueva. Durante el recorrido, nuestros compañeros fueron explicando multitud de curiosidades del medio subterráneo. Entre otras cosas, pudimos ver bastantes pajitas y palos pequeños en varias oquedades y a bastante altura, lo que supone que el río ha tenido gran cantidad de agua en algún momento. En las zonas de la cueva que tenían más agua, utilizamos las barcas del grupo y las inflamos para pasar a los más peques. Esto, unido a las zonas en las que encontramos más barro que otras veces, hicieron el recorrido muy divertido.


El domingo día 10, aprovechamos para visitar otras maravillas relacionadas con la espeleología, como son el pueblo de Orbaneja del Castillo y su cueva del agua, y el Pozo Azul.


Queremos agradecer enormemente a la localidad de Basconcillos del Tozo su hospitalidad e implicación en la realización de esta actividad.

Adolfo Molina “Snoopy/Chucho”

   

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cómo mola la espeleo!!
Muchas gracias por compartirlo y geniales las fotos!!
Desirée

Anónimo dijo...

Hola:

Me ha encantado esta reseña, como por otra parte me pasa con todas las que aparecen.

Leerlas hace que me den ganas de inmediato de hacer espeleo.

Larga vida al Flash!

El Dr.

Anónimo dijo...

Imprescindibles las actividades de descubrimiento; de ellas puede salir más de una "espeleo-vocación". ¡¡Quien nos hubiese dado a nosotros!!, y en una cueva como Basconcillos (que suerte).

El Cali.